El Presidente Barack Obama expresado su frustración por la gran oposición que se ha realizado en contra de su administracion.



Este video lo comparto con ustedes con la única finalidad de que todos comprendan que tenemos que conocer la historia para poder entender el presente y prepararnos para el futuro. Los fundamentos históricos enumerados aquí los he explicado uno por uno en los comentarios adjuntos.

El Presidente Barack Obama expresado su frustración públicamente dejando entrever que está limitado en los lineamentos a seguir para sacar a nuestra nación de la recesión por la gran oposición que se ha realizado en contra de su administración.

Con la finalidad que las personas que lean este articulo vean mi imparcialidad les comunico que nunca he participado en proceso político alguno y solo he sido un observador de los hechos que me han dado la posibilidad de expresarles mis opiniones las cuales se basan en principios históricos que las sustentan sin buscar ningún beneficio personal, sino buscar la participación del pueblo de los Estados Unidos para corregir los errores del pasado, siendo esta la única forma de salvar nuestra nación de una catástrofe económica y social que no tendrá retroceso y nos podría llevar a la destrucción de la sociedad como hoy la conocemos.

El desastre financiero que estamos viviendo no ha sido ocasionado ni por el Gobierno ni el Pueblo de los Estados Unidos quienes en conjunto hoy son víctimas de grandes fraudes, manipulaciones tales como los enumerados a continuación entre otros.

1.- La Formación de la Reserva Federal.

2.- Los Acuerdos de Bretton Woods.

3.- La preocupación del Presidente Dwight D. Eisenhower quien expreso públicamente en su discurso de despedida en el año 1961 mencionando que el Complejo Industrial desarrollado sobre la producción de material bélico debía parar por ser un peligro para nuestra democracia.

4.- Las Crisis Financieras Inevitables, que estamos viviendo.

Debemos dejar claro que ningún Presidente sin importar su tendencia política, puede guiar un país cuando los representantes del pueblo elegidos democráticamente deben tener presente a cada momento las corporaciones que financiaron sus campañas electorales antes que preocuparse de los electores, personas de buena fe que han creído en ellos.

Expongo un resumen histórico de los acontecimientos que han permitido la manipulación de nuestra nación, agregando opiniones que espero los conlleven a reflexionar sobre la problemática actual tomando en cuenta la coacción que se está realizando para desprestigiar a los funcionarios públicos que todavía trabajan en favor de nuestra nación.

Me amparo en el Articulo I de la Constitución de los Estados Unidos de América para expresar en forma libre y concreta esta opiniones.

Es fundamental tener presente los ojos de una madre que ve el sufrimiento de su hijo antes de hablar con tanta ligereza de guerras y actividades bélicas que no nos llevan a ningún lugar y solo sirven para hacer más ricos a los que ya son ricos destruyendo a nuestra juventud indefensa por falta de conocimiento para oponerse a estas masacres.

Lo único que debería agregar es que Dios nos ayude y que el Presidente, como la cabeza del estado , del gobierno y de las fuerzas armadas de los Estados Unidos tenga el valor necesario para que utilice el poder que se le ha otorgado en el Articulo II de la Constitución, para realizar una reestructuración integral en bien de salvaguardar los derechos del pueblo que representa y que ha depositado su confianza en el evoca ndo en nuestra sociedad los verdaderos valores de nuestra nación.

Que Dios bendiga a América,

Paul Chehade:.

Sustento de los motivos mencionados anteriormente, basado en información histórica y opiniones basadas en la lógica, teniendo como base el desarrollo de los acontecimientos.

1.- Real motivo del déficit fiscal desde el origen:

El Gobierno de los Estados Unidos, mediante decreto, creó como unidad de circulación al dólar a partir del 2 de abril de 1792. Las primeras monedas acuñadas en esta denominación salen dos años más tarde, es decir, en 1794, hechas en la Casa de Filadelfia “Philadelphia Mint”.
La palabra “Dollar” se adoptó oficialmente como el estándar monetario de los Estados Unidos (se refiere a la moneda columnaria española, ya que fue en 1794 cuando se acuñaron las primeras monedas propiamente estadounidenses) por el Congreso el 6 de julio de 1785.

En 1907 la banca Morgan provocó uno de sus pánicos financieros en Nueva York. A causa de este pánico bursátil de 1907, el senador Nelson Aldrich fue elegido presidente de la Comisión Nacional Monetaria. En su función visitó y estudió los bancos centrales de Europa, donde fue agasajado espléndidamente; a su regreso organizó, en colaboración con Paul Warburg, una de las reuniones secretas más importantes de la historia americana a fines del año 1910 en la Isla Jekyl de Georgia, donde se sentaron las bases para la creación de ese Banco Central bajo el nombre de Banco de la Reserva Federal. Los asistentes fueron personajes representativos de la Banca Internacional norteamericana: Benjamín Strong, en representación de Bankers Trust Company, adscrito a la órbita de la Casa Morgan ; Henry Davison, alto ejecutivo igualmente de J. P. Morgan; Frank Vanderlip, presidente del National City Bank, de Rockefeller; Paul Warburg, director de la Banca Warburg ; Charles D. Norton, presidente de J.P.Morgan; Abraham Piatt Andrew, Subsecretario del Tesoro. Warburg propuso allí el nombre de Federal Reserve para evitar la etiqueta de Banco Central.

El sistema de Reserva Federal fue creado con el objetivo aparente de evitar crisis económicas relacionadas con los pánicos financieros anteriores. Sin embargo, la realidad es muy distinta ya que lo que provocó el gran crack económico de 1929 fue precisamente el recorte abrupto que la propia Reserva Federal hizo con una súbita elevación de los tipos de interés, que es el precio del dinero. La Banca Internacional de Nueva York restringió el crédito y sobrevino el colapso de la Bolsa y de los bancos menores. Así, la gran depresión no fue un accidente casual sino un hecho económico bien preparado. Así pues, el sistema de Reserva Federal vigente desde entonces, dispone que el Estad o otorgue a un grupo bancario privado la facultad de acuñar moneda y el derecho exclusivo a emitir billetes, o lo que es lo mismo, el control absoluto de la circulación monetaria en todo el país. Desde que este sistema fue adoptado, el gobierno estadounidense se limita a emitir bonos estatales que son respaldados por la Reserva Federal que es gestionada por la banca privada. Como consecuencia de ello, la banca privada del sistema federal percibe anualmente en concepto de intereses miles de millones de dólares, que son pagados, obviamente, por los contribuyentes norteamericanos.

El 4 de junio de 1963, John Fitzgerald Kennedy intentó quitarle a la Reserva Federal de los Estados Unidos de América su poder de prestar dinero con interés al gobierno. El entonces presidente firmó la Orden Ejecutiva N º 11110 que devolvió al gobierno de los Estados Unidos de América la facultad de emitir moneda, sin tener que pedirlo prestado a la Reserva Federal.

La orden Ejecutiva 11110 dio al Congreso de los Estados Unidos de América la posibilidad de crear su propio dinero respaldado por plata y libre de deuda e interés.

Sólo cinco meses después de que fuera asesinado Kennedy, dejaron de imprimirse más “Billetes de plata”. El decreto 11110 nunca fue derogado por ningún Presidente después por Orden Ejecutiva y legalmente sigue siendo válido hoy día. ¿Por qué entonces no lo ha utilizado ningún presidente después? Prácticamente la totalidad de los casi 6 billones de dólares de la deuda federal ha sido creada desde 1963, y si un presidente hubiese utilizado la Orden Ejecutiva 11110, la deuda sería muy diferente de los niveles actuales. Quizás el asesinato de JFK fue una advertencia a futuros presidentes que piensen eliminar la deuda federal revocando el control que tiene sobre la creación de dinero la Reserva Federal.

La Reserva Federal es una gran máquina de dinero. Puede emitir dinero o cheques. Y nunca tiene problema con pagar sus cheques porque puede obtener los billetes necesarios para cubrir sus cheques simplemente pidiendo a la Casa de la Moneda del Departamento del Tesoro que se los imprima.

Como todos sabemos, cualquier persona que tenga mucho dinero, tiene mucho poder. Imagina un grupo de personas que tienen el poder de crear dinero. Imagínese el poder que estas personas tendrían. Esto es lo que es la Reserva Federal.

Conclusión:

Todo mundo piensa que los bancos de la Reserva Federal son instituciones del Gobierno de los Estados Unidos. No son instituciones del Gobierno. Son monopolios privados de crédito que explotan a la población de los Estados Unidos en beneficio de ellos mismos y sus clientes especuladores extranjeros y nacionales, y los ricos prestamistas predatorios.

Hay los que compran votos para el control de nuestra legislativa. Y aquellos que mantienen una propaganda internacional con el propósito de engañarnos con el fin de otorgar concesiones que les permitan encubrir sus crímenes y poner en marcha de nuevo su enorme tren de la delincuencia. Estos monopolios privados de crédito fueron engañosamente y deslealmente impuestos a este país por banqueros que nos agradecen nuestra hospitalidad socavando a nuestras instituciones.

La creación de un sistema internacional de hegemonía financiera en manos de algunos individuos es capaz de dominar la política del país y la economía mundial. Por tanto, desde que el sistema fue implementado, aunque los gobernadores de los Bancos Centrales se reúnen con periodicidad, no son sino meros subalternos del Gran Capital.

Tengan presente que la Reserva federal “Federal Reserve ” le cobra intereses al Gobierno de los estados Unidos por el dinero que le suministra cobrándole intereses los cuales al final son pagados por los contribuyentes que son el pueblo que paga impuestos.

2.- Los Acuerdos de Bretton Woods:

Los Acuerdos de Bretton Woods son las resoluciones de la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, realizada en el complejo hotelero de Bretton Woods, (Nueva Hampshire), entre el 1 y el 22 de julio de 1944, donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo. En él se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional y el uso del dólar como moneda internacional. Estas organizaciones se volvieron operativas en 1946.

La clave de esta propuesta era que los países acreedores y los deudores estarían obligados a mantener una balanza comercial equilibrada y, en caso de incumplimiento, a pagar intereses sobre la diferencia; de los gobiernos dependerían las medidas para mantener una cuenta cero. El plan era totalmente democrático: los intereses comerciales más poderosos no podrían distorsionar la balanza comercial y los ciudadanos de un país cuyo sector productivo fuera fuerte no perderían los resultados materiales de sus esfuerzos por causa de una exportación ininterrumpida de los productos que fabrican, pero los Estados Unidos de América al final de la guerra poseía el 80% de las reservas mundiales de oro y era un país fuertemente acreedor y no quería estar obligado a gastar su superávit comercial en los países deudores, por lo que e ste plan no convenía a sus intereses y aprovechando su mayor influencia política y la situación vulnerable de sus aliados británicos, necesitados de créditos americanos para superar la guerra presionó para que el plan británico fuera rechazado.

El principal objetivo del sistema de Bretton Woods fue poner en marcha un Nuevo Orden Económico Internacional y dar estabilidad a las transacciones comerciales a través de un sistema monetario internacional, con tipo de cambio sólido y estable fundado en el dominio del dólar. Para ello se adoptó un patrón oro-divisas, en el que los Estados Unidos de América debía mantener el precio del oro en 35,00 dólares por onza y se le concedió la facultad de cambiar dólares por oro a ese precio sin restricciones ni limitaciones. Al mantenerse fijo el precio de una moneda (el dólar), los demás países deberían fijar el precio de sus monedas con relación a aquella, y de ser necesario, intervenir dentro de los mercados cambiarios con el fin de mantener los tipos de cambio dentro de una banda de fluctuación del 1%.

Este fue un sistema funciono desde el 1944 al 1971, donde comenzó a tambalearse durante la Guerra de Vietnam, cuando Estados Unidos enviaba al exterior miles de millones de dólares para financiar la guerra. Además, en 1971 el país tuvo un déficit comercial por primera vez en el siglo XX. Por este motivo los Estados Unidos emitió muchos mas dólares que los que tenia respaldados en oro para financiar sus gastos bélicos.

Los países europeos comenzaron a cambiar los dólares sobrevalorados por marcos alemanes y por oro. Así, Francia y Gran Bretaña demandaron a los Estados Unidos de América la conversión de sus excedentes de dólares en oro. Por tanto, las reservas de Fort Knox, donde está depositado el oro de Estados Unidos, se contrajeron. Como respuesta, el presidente Richard Nixon impidió las conversiones del dólar y lo devaluó (para hacer que las exportaciones estadounidenses fuesen más baratas y aliviar el desequilibrio comercial). Asimismo, Nixon impuso un arancel temporal de 10% y tuvo éxito en forzar a estos países a revalorizar su moneda, pero no en crear un nuevo sistema de tipos cambiarios estables. De hecho, el valor de las monedas empezó a fluctuar. Cabe mencionar que desde este momento con esta emisión indiscriminada y el mundo está inundados de dólares, que no tienen ningún sustento, quiere decir que los dígitos de computadora en los saldos bancarios son solo dígitos sin ningún respaldo.

Con dinero ficticio que se crea sin ningún problema , y lo estamos viendo con los rescates económicos a Bancos, Empresas en Millones de dólares se ha hecho con mucha facilidad puesto que es crédito creado de la nada. En este sistema de banca fraccional pueden hacer lo que quieran entre las que en los dos últimos anos hemos visto cantidad de sofisticaciones financieras. Pero debemos considerar que hasta el año 1971 la economía productiva era el 70% aprox. y el 30 % aprox. era especulación en los circuitos financieros y hoy es los contrario casi el 70% en los circuitos financieros es pura especulación y el 30% es economía que se está muriendo por todo este fraude.

3.- La preocupación del Presidente Dwight D. Eisenhower.

La preocupación del Presidente Dwight D. Eisenhower quien expreso públicamente en su discurso del 1961 en que menciono que el Complejo Industrial desarrollado sobre la producción de material bélico debía parar.

En este discurso que fue su discurso de despedida después de 8 años de gobierno resalto que habían pasado 10 años de la mitad de un siglo en el que hemos sido testigos de cuatro grandes guerras entre poderosas naciones en tres de estos conflictos estaba involucrado nuestro propio país, nos hemos visto obligados a crear una industria armamentista permanente de inmensas proporciones.

Tres millones y medio de hombres y mujeres están directamente ocupados en el establecimiento defensivo. Esta conjunción entre un inmenso establecimiento militar y una gran industria armamentista, constituye una novedad en la historia norteamericana.

Reconocemos la necesidad imperiosa de este desarrollo. Y ahora no debemos dejar de comprender sus graves consecuencias.

La total influencia política, económica, incluso espiritual, se deja sentir en cada ciudad, en cada Cámara Legislativa y en cada despacho del Gobierno Federal.

En los Consejos de Gobierno debemos protegernos de la adquisición de influencias injustificadas ya sean buscadas o no, por parte del complejo industrial militar.

Las posibilidades de un aumento de poder desastroso e inapropiado existe y persistirá.

Nunca debemos permitir que el peso de esta combinación ponga en peligro nuestras libertades y procesos democráticos.

Conclusión:

El Presidente Dwight D. Eisenhower quien fue conocido y recordado en el tiempo como una persona decente que nunca antepuso sus interés personales a los de la nación dejo ver entre líneas que si los grandes grupos económicos podían coaccionar a los que con una embestidura política representan al pueblo americano estos individuos protegerán los intereses de estos grupos sin tomar en cuenta los verdaderos interés de nuestra nación.

4.- Las Crisis Financieras Inevitables, que estamos viviendo.

La primera crisis fue la de los créditos chátaras basados en que las garantías no tenían precios reales conocidos como sub-primes.

La segunda que fue la crisis del crédito es decir de los mercados de dinero con la consecuente caída de las bolsas y todos los fenómenos económicos que esto conllevo como la explosión de las tarjetas de crédito dejando claro que las utilidades de los mayores Bancos de Estados Unidos viene de las tarjetas de crédito .

La tercera fase es la más delicada puesto que es colapso de los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Cuando estas crisis demuestran una volatilidad de los mercados todos los capitales para asegurar sus bienes compraron Bonos del tesoro puesto que la mayor parte de deudas internacionales eran en dólares por lo que este subió llegando a inflarse tanto la burbuja de los Bonos del Tesoro que ya nadie la quiere. Debemos recordar que en el año 2008 tesoro emitió bonos con 2% negativo y la gente los sigue comprando esto significa que la gente prefiere saber que perderá el 2% que meter su dinero en la bolsa y perd er el 30% a 40% como ha sucedido; esto ha hecho que el déficit de los estados unidos crezca en una forma pavorosa. Cuando venga el colapso de esta burbuja dejando sin credibilidad los Bonos del Tesoro por consiguiente los acreedores internacionales India, China, Japón le dirán a los Estados Unidos que no subscribirán la deuda puesto que no querrán perder mas y mucho menos soportar el déficit existente.

Por lo anteriormente expuesto según estas premisas si los Estados Unidos se declara que no puede pagar su deuda se desataría el colapso económico sin precedente y el dólar podría devaluarse hasta un 90% aprox.

Algunos Datos Concretos:

Resulta muy aleccionador recapitular sobre algunos de los hitos más importantes que condujeron a la actual crisis terminal del sistema financiero global y que reflejan, con nombres concretos, lo que describimos arriba:

– Marzo 2008: Colapso del banco de inversiones Bear Stearns, adquirido por JPMorgan Chase a través de una línea de crédito por $ 30.000 millones otorgada por el Banco de la Reserva Federal (FED)

– Abril 2008: Colapso del Banco IndyMac – Generación de un fondo de rescate de más de $100.000 millones por la FED para estabilizar el sistema;

– Agosto 2008: Nacionalización de las dos mayores agencias tomadoras de carteras hipotecarias de los Estados Unidos de América – Freddie Mac y Fannie Mae – por la FED a un costo directo de $ 200.000 millones, haciendo que el Estado asuma una cartera de deuda por $5.400.000 millones;

– Septiembre 15, 2008 – Colapso del cuarto mayor banco de inversiones de los Estados Unidos de América, Lehman Brothers que sin embargo no fue salvado por la FED por considerar que sus efectos estaban consumados. Colapso del banco de inversiones Merrill Lynch que fue rescatado por el Bank of América a un costo de $ 50.000 millones (extra-oficialmente aportados por la FED ya que el Bank of América no disponía de semejante cantidad para salvar a Merrill)

– Septiembre 17, 2008: Colapso de la mayor aseguradora estadounidense y mundial, American International Group (AIG), nacionalizada por la FED en un 80% a un costo de $ 85.000 millones

– Septiembre 19, 2008: Henry Paulson (secretario del Tesoro y ex-CEO de Goldman Sachs), Bernard Shalom Bernanke (gobernador de la FED ) y Christopher Cox (chairman de la Securities & Exchange Commission – la comisión de valores de los Estados Unidos de América) presentan al Congreso un plan de recate al mejor estilo de “blindaje financiero” por $ 700.000 millones para evitar caídas bancarias adicionales a partir de la semana que viene, las que podrían hacer colapsar a todo el sistema bancario y f inanciero de los Estados Unidos de América y, por extensión, global. Ante una pregunta a Bernanke de un congresista de cómo se arribó a esta gigantesca cifra de $ 700.000 millones, el gobernador de la FED respondió diciendo que la misma representa el 5% de hipotecas que según él son incobrables. Sin embargo, analistas independientes estiman que esta cifra resultará absolutamente insuficiente, por cuanto la porción de hipotecas que se prevé son o serán incobrables – y que deben por ende ser pasadas a pérdida por los bancos – es mucho mayor: del orden del 10, 15 o 20 por ciento, lo que elevaría el monto del blindaje económico a cifras inimaginables. No por nada, en su edición del domingo 21 de septiembre pasado, el usualmente conservador diario “The Daily Telegraph” de Londres dijo que existen posibilidades c oncretas de que el propio Estado norteamericano termine declarándose en default sobre la totalidad de su deuda pública, hoy del orden de los $ 13.500.000 millones.

-Los grandes medios de prensa y analistas internacionales insisten en que estos blindajes los pagará el “contribuyente estadounidense” a través de mayores impuestos, hoy y en el futuro. Esto es apenas una parte de la verdad. La realidad es que estos salvoconductos sólo podrán pagarse con una aún mayor emisión monetaria descontrolada por parte del Banco de la Reserva Federal , lo que acelerará la erosión del valor del dólar. O sea, el costo de este desastre lo pagará todo el mundo que tenga tenencias en dólares, y no sólo el “contribuyente norteamericano”

La Situación Actual y posibles desenlaces:

La crisis que estamos viendo del sistema global financiero basado sobre el individualismo económico y la usura, es final. No tiene solución a través de mecanismos y medidas estrictamente monetarias y económicas. Si las autoridades norteamericanas se circunscriben únicamente a este plano, entonces un grave colapso será inminente.

Una visión más pragmática de las estructuras de poder globales y estadounidenses, sin embargo, permite afirmar que los Estados Unidos de América no va a permitir que esto le ocurra. Para ello, se dejan entrever la existencia de lo que podríamos llamar tres planes alternativos para hacer frente a la crisis, según escenarios de creciente gravedad e inestabilidad:

– Plan A: Quedarse con el paquete que ya aprobó el Congreso por $ 700.000 millones de blindaje financiero, lo que permitirá que ese dinero se aplique como líneas de crédito de emergencia para asistir/salvar a aquellas instituciones bancarias que entre en crisis. Ello incluirá a bancos medianos, a financieras como Washington Savings & Loans, a bancos extranjeros con operaciones en los Estados Unidos de América (HSBC, Barclays, Deutsche Bank y otros), y muy especialmente a los megabancos estadounidenses aún en pie como Goldman Sachs, Morgan Stanley y CitiGroup (que espera muy ansiosamente cuantiosos fondos frescos para no entrar en colapso). La crisis se podrá administrar en las semanas por venir a través de medidas y mecanismos mayormente financieros, al tiempo que se r edefinen las reglas de juego en Wall Street.

– Plan B: Si lo anterior no resulta, se da un colapso internacional en la bolsas y empieza a darse revueltas sociales violentas. Entonces, los Estados Unidos de América (Tesoro y FED) declara manu militari una emergencia económica nacional e introduce un cambio de moneda que al revés que el actual dólar tendrá respaldo en oro metálico (o sea con la introducción de algún chip u holograma inviolable transformándolo en una suerte de “oro de reserva global” de alto valor). Luego, con determinados poderosos tenedores de dólares y bonos del tesoro, se negociará según claros intereses geopolíticos y geoeconómicos: por ej., China, Japón, Unión Europea, y determinadas instituciones y empresas , que podrán transformar sus tenencias en dólares actuales por la nueva moneda según otras paridades.

– Plan C: Las autoridades norteamericanas no logran superar la crisis con medidas financieras, monetarias y económicas, lo que resulta en creciente violencia social e inseguridad política para Estados unidos y sus aliados.

– Ello obligará a plantear el tema en el plano geopolítico, probablemente en los ámbitos político, diplomático y militar, promoviendo una mayormente generalizada situación de guerra global que permita derivar recursos, paliar los efectos de la crisis, imponer limitaciones estrictas a las libertades internas en los Estados Unidos de América con el pretexto de la “grave crisis nacional”, intervenir militarmente en diversas partes del mundo, y movilizar al país (y aliados) en sus recursos materiales y en sus motivaciones psicológicas hacia la “defensa” ante el “enemigo”. Uno de los efectos buscados sería el de volver a equilibrar la economía y las finanzas así motorizadas, a través de una re-intensificada industria de guerra. Así podría darse un evento de algún ataque unilateral contra Irán con el pretexto de su plan nuclear o, peor aún, es que este ataque unilateral contra Irán sea llevado a cabo por el Estado de Israel tras recibir la luz verde para iniciarlo, lo que luego arrastrará a los Estados Unidos de América en la consiguiente guerra. También Rusia seguramente se verá involucrada, lo que tendrá el efecto de dividir y debilitar a la Unión Europea , especialmente en la inestable región centroeuropea. Semejante incendio bélico iniciado en Medio Oriente será excusa suficiente para liberar totalmente las reservas petrolíferas en Alaska, justificar una invasión de los campos petrolíferos de Venezuela, y militarizar el Atlántico Sur en las zonas de reservas petrolíferas Seguramente, todo esto también involucrará a China y a la India y conformaría una situación de guerra mundial, hoy de difícil previsión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *